Billetes S.A.: ¿empresa nacional o título de cómic?

En estos días en los que las cloacas vomitan por saturación las pestilentes maniobras de tanta gentuza con responsabilidades que se lo llevaba crudo sin rubor, la aparición de una sociedad mercantil pública denominada Imprenta de Billetes S.A., no deja de provocar un cierto sobresalto; al menos hasta que nos enteramos bien de qué va la cosa.fotonoticia_20140519133110_644

Y es que hasta semánticamente hay que ser cuidadoso cuando la actualidad nos depara, además de los pinchazos telefónicos a personajes que urgían paladas de papel moneda para sus vicios o para actividades nunca realizadas, historias de falsificadores caseros de euros.

En junio del año pasado, muchos lo recordarán porque incluso se han hecho programas televisivos al respecto, se detuvo a tres personas, incluido un experto en artes gráficas, que pretendían obtener el mejor billete falso de 50 euros. El crimen perfecto en materia de falsificación. Y para fabricar unos cuatro millones de euros, habían montado un laboratorio en Algete con material y maquinaria de última generación. Incluso parece que habían adquirido en China papel con hilo de seguridad insertado, casi idéntico al de los billetes de curso legal y hologramas, tan falsos como de alta calidad.

La mesa de contratación electrónica

Sigo escribiendo sobre algo que creo que nos pasará en breve a los gestores de la contratación pública. Para ello me estoy moviendo entre el anteproyecto de Ley de Contratos del Sector Público (en transposición de la Directiva 2014/24/UE del mesa de contratacionParlamento Europeo y del Consejo de 26 de febrero de 2014 sobre contratación pública y por la que se deroga la Directiva 2004/18/CE, texto que ya ha sido aprobado en el Consejo de Ministros de 17 de abril de 2015 e informado por unanimidad por el Consejo General del Poder Judicial) y el proyecto de Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (que ya se ha remitido al Senado para su ulterior tramitación).

La situación del alquiler social. Una primera aproximación a la Ley de retracto en desahucio de vivienda en Andalucía

El reciente Informe de Amnistía Internacional sobre “El derecho a la vivienda y los desalojados hipotecarios en España” ha puesto encima de la mesa la situación de la vivienda social y de los desalojos hipotecarios.alquilar-pisos

España, según datos de este informe, tiene un parque de viviendas sociales que representa el 2% de todas las viviendas, mientras en Francia supone el 17%, en Reino Unido el 18% y en Países Bajos el 32%.

En lo que se refiere a los desalojos, en 2013 y 2014 se produjeron 54.688. El Informe entiende que fueron debidos principalmente al alto índice de paro y ello porque la falta de ingresos es la razón principal por la que las familias no puedan pagar sus créditos. Es una obviedad que a veces se olvida.

España en marcha

Encabeza Gabriel Celaya su poema «España en marcha» (De “Cantos iberos”, 1955) con estos terribles versos:

Nosotros somos quien somos. dibujo

¡Basta de Historia y de cuentos!

¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

Ni vivimos del pasado,

ni damos cuerda al recuerdo.

Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Si hoy en día viviera tendría que cambiarlos, pues ni es cierto que dejemos a los muertos a su albur, ni lo es que no vivamos del pasado y no paramos de darle cuerda al recuerdo.

Reforma código penal. Controversia con la despenalización de faltas II

Hace breves fechas terminaba mi artículo “Reforma del Código Penal. Controversia con la despenalización de las faltas I” con el deseo de que el nuevo código penal no vulnerase los maltrechos derechos de los ciudadanos a la tutela judicial efectiva. Sin embargo, a día de grilleteshoy, con el código penal, ya en vigor, las inquietudes a este respecto van en aumento.

Cierto es que al particular se le ha devuelto al estado que le correspondía, y del que nunca debería haber salido, con la supresión del pago de las tasas judiciales.

Sin embargo, en casos de accidentes de circulación por imprudencia leve -los más numerosos-, con el código penal en la mano, al particular no le queda más remedio que reclamar la indemnización de sus lesiones ante la jurisdicción civil, y si bien, no tendrá que pagar como hace recientes fechas la tasa judicial, sí que se verá en la obligación –si nadie dispone lo contrario- de tener que asumir los gastos del informe médico particular con los que pretenda valerse, e incluso, de correr con el riesgo de una hipotética condena en costas, hecho que no sucedía en los ya desparecidos juicios de faltas.

Cuidado del medio ambiente

Cuando llega el calor, junto con la apertura de piscinas, visitas a la playa, gazpacho, helados y demás cosas típicas es inevitable que lleguen los incendios forestales, que 4515-parque-eolicodevastan miles y miles de hectáreas por año. Aunque sea un fenómeno que se venga dando desde la antigüedad, la virulencia y frecuencia que toma en épocas recientes merecen una reflexión.

Hay actividades tradicionales que se han ido perdiendo que, según el parecer de algunos viejos del lugar, evitaban la proliferación y la propagación de incendios.

En primer lugar la intervención de los rebaños sobre los pastos, evita que estos crezcan demasiado y al secarse constituyan un elemento combustible que facilite el paso del fuego de un lugar a otro. Es indudable que la acción limpiadora de los antiguos rebaños trashumantes de churras y merinas beneficiaba a los campos que pastaban.

Los efectos de los resultados en las elecciones municipales

No me voy a referir en estas líneas a quiénes hayan ganado o perdido en concreto en los pasados comicios municipales. De eso se ha encargado, en la última jornada electoral, el propio electorado, y esa sí que es la única encuesta más exacta y realmente verdadera. Me salonplenosvoy a referir a los efectos de lo que ha resultado de esas elecciones considerado desde el punto de vista de la relación de fuerzas en presencia, sea cual sea su signo político, y al modo en que puede afectar al personal y especialmente al ejercicio de las funciones secretariales municipales.

Empecemos por una mayoría absoluta ajustada, con el resultado mínimo necesario para alcanzar el número suficiente de miembros de la corporación pero sin sobrepasarlo. En tales casos se puede considerar que queda garantizada, aunque mínimamente, la estabilidad, pero no hay rodillos ni nadie –ni gobierno ni oposición- puede alardear de fuerza. Basta con que uno o dos concejales del equipo de gobierno se indispongan por enfermedad, accidente o ataque de ira con desenlace de transfuguismo, para que todo el entarimado se vaya al traste.

Cómo ser concejal en junio de 2015 y no perecer en el intento

Premisa: ¿El mejor consejo es que no hay consejo? No nacemos “enseñados…”

No lo sabemos, pero lo que sí se puede asegurar es que el sentido común –que como dicen, ES-elecciones-papeletas-sobresno suele ser el más común de los sentidos- es un buen referente para afrontar esta nueva condición desde el pasado 13 de junio, en que se asumen responsabilidades derivadas del contrato social firmado el veinticuatro de mayo de 2015 con la ciudadanía que ha votado a quien lo ha de representar en las instituciones locales.

Por otra parte, sea en el gobierno, sea en la oposición, la de concejal es una función pública básica, digna de respeto y consideración (sobre todo en esta época de excesivas generalizaciones: “…como todos son iguales…”) y esencial para la legitimidad democrática, y por ello, de la que debe exigirse un riguroso comportamiento ético en todo momento.